Higiene bucal

Higiene bucal

La higiene bucal realizada en forma correcta contribuye a la salud dental pero también a la salud de todo el organismo.

Mantener la boca limpia asegura la eliminación de bacterias y gérmenes impidiendo que se reproduzcan y avancen hacia las vías respiratorias inferiores o al aparato digestivo.
No olvidemos que la digestión comienza en la boca con la masticación y ensalivación de los alimentos.

Una buena higiene de los dientes impide que se produzcan caries que posteriormente puedan causar la pérdida de una pieza dental o varias, impidiendo de esta forma que la masticación se realice en forma adecuada.
Una higiene bucal incorrecta produce la formación de placa bacteriana, la cual al acumularse se convierte en sarro, especialmente en la parte posterior de los dientes.
La higiene bucal, además de favorecer a la salud también influye en la estética de la persona logrando que sus dientes se vean limpios y relucientes, evitando también el mal aliento (halitosis).

Como realizar una buena higiene bucal

* El primer paso de la higiene bucal comienza con la cepillada de los dientes luego de cada comida.
Se debe cepillar cada diente, los del maxilar superior se cepillan hacia abajo y los del maxilar inferior hacia arriba.
Esmerarse en el cepillado de las muelas ya que son piezas muy propensas a desarrollar caries.

* El segundo paso consiste en al utilización del hilo dental para limpiar las zonas de los dientes donde el cepillo no llega.
Se toma un trozo de hilo dental, se inroduce entre dos dientes y se arrastra la suciedad hacia bajo.
Recuerda que no hay higiene dental completa sin la utilización del hilo.

* Es muy importante para la salud bucal el cepillado o limpieza de la lengua, se puede realizar con el cepillo o con unos elementos que se venden destinados a tal fin.

* Posteriormente se utiliza un enjuague bucal que contribuye a evitar la formación de sarro, caries y brinda un excelente aliento.
Por lo general el enjuague bucal se utiliza sólo a la noche ya que puede variar el sabor de los alimentos.

* Como solución de emergencia si te olvidaste de llevar el cepillo puedes limpiar los dientes comiendo una manzana o unas fresas (frutillas) y realizando posteriormente un enjuague con agua.

* Para mantener la salud bucal se recomienda visitar al odontólogo cada 6 meses o al menos una vez por año.

Share Button





Tus comentarios


Content Protected Using Blog Protector By: PcDrome.